lunes, 18 de noviembre de 2013

2013.11.17 Vuelve el BARRO!!!

Domingo por la mañana, me levanto como cada fin de semana para darle a las bielas con estos locos del BTT (por no decir locos, a secas jeje)

Ayer hacía un frío del carajo, así que tempranito salgo a la terraza a ver si se me caen las orejas del frío pero no, aunque la mañana es fresca el día promete no ser tan crudo como ayer.

Desayuno, me visto y acudo al punto de encuentro no sin llevarme un buen susto en una rotonda. La gente debería lavarse bien la cara antes de ponerse al volante...

Nos juntamos los Adrianes, el desaparecido Carlos, Jordi, Txema, Adolfo, Paquito, Chiquitín, Oscar y yo.

Como el día promete agua por el sur decidimos intentar subir a los aerogeneradores del León Dormido.

Cogemos el camino viejo de Oyón y al poco tiempo de meternos en pista ya empezamos a notar como el barro se agarra en los neumáticos.
video

video

video

Seguimos ascendiendo y a la altura de Moreda ya íbamos bastante curiosos y eso se nota, tanto en el ritmo como en las risas, hoy había tiros para todos jaja

Paramos un par de veces para reagrupar y de paso quitar el barro de pasos de rueda, cambio y desviador y llegamos a Labraza. Ahí, y viendo el panorama y los nubarrones, decidimos dejar la ruta para otro día, así que comemos un poco, nos ponemos el chubasquero y cogemos el camino que lleva a Viana.







Gozamos de los 69, y que no piense mal el personal, de los 69km/h de la bajadita inicial y más tarde de la ya menos pronunciada bajada que nos lleva a Viana, salpicada por la niebla que escupía bastante.

Cogemos los caminos, por cierto muy muy embarrados que llevan a Oyón y aquí si que nos manchamos lo poco que nos quedaba limpio. Tenemos que echar pie porque las ruedas ya no giran del barro que se ha acumulado y las arrastramos unos metros para quitar el barro y las piedras.

Aquí Txema se despista y se pega un lomazo contra el terraplén, sin consecuencias, solo sale herido su orgullo jeje

Llegamos a Oyón y aquí nos dividimos, los Adrianes, Chiquitín y yo llevamos más prisa y bajamos a Logroño a limpiar las bicis y a las oblicaciones domingueras.







El resto tienen mejor plan, van a la cueva de Txema que les obsequia con unas viandas y buen vino. Ahí se cuentan varias mentiras, se echan unas risas y luego van a contarle a la parienta lo mucho que andan en bici jajaja

Hoy pocos kilómetros, 43, pero disfrutando, como siempre.

Como siempre, perfil y track:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5648515



1 comentario:

Anónimo dijo...

COJONUDA LA CRÓNICA COMO SIEMPRE IVAN... Y ESE REPORTERO GRÁFICO DE LUJO "HABLA POCO" UN CRACK TAMBIÉN SI SEÑOR.

JAVI CN